domingo, 7 de julio de 2013

CUANDO EL PUEBLO MARCHA

Cuando el pueblo marcha, las calles tiemblan, las paredes retumban y el aire se llena de palabras que recorren la ciudad, hundiéndose furtivas en el cemento.
Cuando el pueblo levanta su voz, los cerros, ríos y mares acallan sus bramidos ancestrales y escuchan en silencio.
Cuando el pueblo se alza por sobre su propia indiferencia, las ruedas cansinas de la historia se ponen en movimiento.  
Cuando el pueblo sale a las calles, hasta las torres más altas se doblegan para poner el oído atento.
Porque, aunque no haya una razón ni un reclamo justo, el pueblo agita las alas del poder y el camino se hace, en paz o con violencia, pero siempre en la medida exacta que lleva al valle soleado o al frío despeñadero.



miércoles, 19 de junio de 2013

REUNION


 

Te reúno en mi palabra
porque me sabes a fruta fresca
a pan recién horneado
a lluvia en medio de la sequía
y te celebro entre recuerdos
de amores que no fueron
de amores que perdí
y de amores que me hicieron sucumbir.

Te reúno en mi palabra
porque desnudas mi silencio
y arrojas mi edad cansina
a los abismos de la pasión
pero no puedo pronunciarte entera
porque tu nombre rebasa a gritos
mi escasa voz susurrante.

Te reúno en mi palabra
porque tu nombre se me asemeja
y las cosas que hay en ti
por creación o por experiencia
las hay en mi invertidas
porque hemos llegado al mismo punto
en el que las aguas se encuentran
pero, mientras tú bajabas sonriendo
yo,  entre lágrimas subía.



sábado, 2 de marzo de 2013


De noche
Sentado en mi pecera
Asumo la condición de roca
Que flota entre peces muertos
Ninguno me ignora
Porque me sostienen

jueves, 21 de febrero de 2013

UTOPIA


Volver a la Utopía,
al sueño  prohibido, 
al  ideal satanizado.
Hurgando en el silencio, 
apartando de la voz el miedo,
desmontando el sendero,
corrigiendo el porvenir.

Aunque  no se reinvente la vida, 
volver a la voz prohibida
y al gesto altisonante,
hacer  lugar para el  futuro,   
abrir espacio a la  ilusión.
Y volver a la esperanza
del prodigioso afán por llegar .

Alcanzar la grandeza
de la gota infinitesimal,
que, multiplicada en su caída
horada la solidez y la perennidad.
Y no volver para conceder, 
llegar para  reclamar,
venir y no regresar jamás.

Volver a la Utopía
y  a la certidumbre del compromiso
con la razón universal,
aunque  se  caigan los ídolos,  
aunque  nos rasguen los bolsillos,
aunque se nos desarme  el horario
y  resten privilegios de estación.

La Utopía es el inicio y  el fin del sueño,
y volver no es sino desandar,

Comenzar, si lo exige, todo de nuevo;
vaciar el costal y reordenar los nombres,
desconceptualizar los términos,
juntar los límites del quehacer humano y derrumbar barreras de exclusión.

Hoy, la vida humana en la tierra
no es más que una frustrada Utopía;
suma de solitarios pareceres
y  aventuras del corazón, donde
la redondez a travestido en pirámide 
y llegar no es subir,
sino es trepar con garras afiladas.
Mundo sobre mundo y trasmundo
que se funde en el trabajo
y se excluye en la repartición;
danzando sobre un pesado andamiaje
de testas adosadas como ladrillos
y rellenas del mismo barro mansísimo
que aprisionó a los antepasados
en moldes de complacencia y aflicción,
haciéndonos de  limitada inteligencia, 
ocio inútil, excesiva paciencia
y cuerpos  inservibles para la televisión.

Pero queda la esperanza
de la aventura social
y la redención en la búsqueda,
confiriendo acuerdos,
cediendo pareceres
y desovillando la historia

para ubicar el minuto fatal
cuando todo empezó,
y volver, a partir de ese punto
a decifrar la utopía
y renacer en el sueño universal.  

Volver a la Utopía
que nunca ha terminado.

Prepararnos para el designio humano
y reconocernos seres vivos
en armonía con el mundo natural,
diferentes en formas de dominio,
pero dominantes por igual,
creadores de cultura, de necesidades,
de temores y de cuanto dios ha
urgido nuestro eterno cuestionar.
Reclamantes de fe,
evolucionados para seguir dominando,
y autoevolucionados para consumir.
librepensadores de la exclusión,
ambiciosos en la posesión,
e Injustos en la repartición.
Asumir la vida como un destino común
y  contemplarnos sin dogmatismos. 
Reinterpretar en el aire los libros,
politizar entre comidas la mente,
dar razón humana a los sentimientos,
desinhibir el sexo y la sexualidad
y preferir el color a la palidez;
reducir las leyes y a los leguleyos
borrar estigmas a lo social,
desmitificar al ser colectivo
y buscar el destino común
por encima de la "carretera virtual".

Nunca como hoy hay tanto
para tan pocos,
y apenas nos caen migajas.

La existencia es una batalla
de placeres insatisfechos
y deseos no procurados.
Hoy como nunca, la jungla está abierta
y se permite de todo,
menos joder a Dios...
él no tiene luchas que librar.

Al final,  sin Utopías en el bolsillo, 
sólo nos queda ese momento efímero,
entre el primer hálito de vida
y la última exhalación de muerte,
en el cual nos enfundamos de un sueño
que nos hace creer libres para elegir
nuestra propia forma de trascender,
sobre cabezas y sobre otros sueños...
y nuestros pies llenos de sesos
y nuestras cabezas llenas de pies.











miércoles, 6 de febrero de 2013

MEMOIRA


Lúdicos versos para decirlos meando
o mientras se consume el amor.

(Manuel Sifuentes no es poeta, sólo pretende hacer poesía)

La noche está matinal,
y las palabras se precipitan
lentamente,
como sangre que cae del rostro.

Nadie se ha ido
todos duermen despiertos,
todos en la noche se agitan
haciendo infinitos ejercicios
de muerte.

(Me contó Martín Adán que las nubes se llevan las ideas y las riegan en otro lugar,  por eso,  a Lima casi no le vienen, sólo le van)

Memoria de la luz
y oscuro rincón del alma,
memoria marcada por el suplicio,
poesía herida por el silencio,
continuamente en estado de ira,
heridamente en estado de mansedumbre;
rigidez de espíritu y no hacedor,
no creencia en el miedo,
no certeza de dios,
memoria vacía por él.

(Se lo escuche un día a Vallejo, hablando con Vicente Jordán, que se nos va el tiempo en palabras que echamos fuera del alma, sin saber que al despotricar arrojamos al viento el poco aliento de vida que se nos da)  

En la memoria puedo recoger
Algunos asuntos consubstanciales
para arrojarlos en el círculo silencioso
que me dibujo en torno a mí
danzando entre la noche y el día
para no morir.

Sí,

desencuentro el continuo yo domado.

El,

desarmado y descomprendido
se duele por todo
y por todos los defectos.

Es que, amigo disimulado
una cosa es tener la vida por dispendio
y otra, muy distante, por preocupación.

( Fue al final de un día, que el manieroso Whitman cogió un montón de tierra y llevándosela a la boca pronunció una oración, y pensó en ese momento haberse hecho uno con el planeta, porque, a su parecer, la tierra y Dios tienen en todas partes la misma razón... yo le creo lo de la tierra, pero lo de dios...)

Esta noche tengo el alma extendida
sobre mi cuerpo enfermo,
en vigilia,
cubriéndolo del frío y del dolor,
vaciada sobre el molde de mi existencia,
como una fervorosa frazada,
como ese inevitable cielo azul
que cubre a la tierra,
y a pesar, esperando al borde
para huir
a los infiernos de la imaginación,
el único lugar donde seguramente
podría sentirse a gusto
mi pene desbocado,
en compañía de Poe, Wilde,
Verlaine y Rimbaud ,
de Narciso y de Amador,
de ese cabro que murió de Sida
y de tanto violador atormentado,
tanto infeliz acaudalado
y tanta puta irredenta;
que, algunas mañanas de frío
arman pandillas perniciosas,
y marchan en tropel
hacia el alucinado Edén.

(Cornell y Dericón no conocieron a Huidobro pero no le hubieran negado la frase que lanzó aquel día que Neruda... Si he de perdurar, no será deglutiendo odio para vomitar amor.)

Pero como para mí no existe cielo sobre tierra,
ni los infiernos bajo la mierda que arrojamos,
el alma sufre y cuida al cuerpo
y el cuerpo se conduele del alma
expeliendo dolor,
porque cuando termine de podrirse
ella,
se habrá  esfumado aquella ,
como la neblina
que ahora empieza a cubrirlo todo
y yo ya me tengo que ir.

En ninguna parte podrán decirme
que estoy equivocado.

Sólo, que no tengo razón.

( Y Nietzsche dijo: yo)

lunes, 21 de enero de 2013

NO MANRIQUE


No, Manrique,
la vida no es
un río que corre.

No, Martín,
la vida no es
una charca
que se corrompe.

La vida es la fusión
de varios ríos
que discurren
de la dispersión a la unidad
y luego
de la unidad a la disolución,
para
al final
formar un gran charco
de inmundicias acarreadas
y de alegrías que se condensan
y se evaporan
para volver a discurrir
en inacabable afán.

martes, 1 de enero de 2013

DESENCUENTRO


Sí,
desencuentro el continuo yo domado 
él,

Desarmado y descomprendido
se duele por todo
y por todos los defectos

Es que, amigo disimulado

Una cosa es tener la vida por dispendio
y otra muy distante por preocupación.

Esta noche tengo el alma extendida 
sobre mi cuerpo enfermo,
en vigilia, 
cubriéndolo del frío y del dolor, 
vaciada sobre el molde de mi existencia,
como una fervorosa frazada,
como ese inevitable cielo azul 
que cubre a la tierra, 
y a pesar, esperando al borde para huir 
a los infiernos de la imaginación, 
el único lugar donde seguramente
podría sentirse a gusto mi pene desbocado, 
en compañía de Baudelaire y de Vallejo,

de Narciso y de Amador,
de ese cabro que murió de sida
y de tanto violador atormentado, 
tanto infeliz acaudalado
y tanta puta irredenta,
que algunas mañanas de frío
arman pandillas en tropel.
   
Pero como para mi no existe cielo sobre tierra 
ni los infiernos bajo la mierda que arrojamos,
el alma sufre y cuida al cuerpo  
y el cuerpo se conduele del alma
expeliendo dolor,
porque cuando termine de podrirse
ella,
se habrá esfumado como la neblina
que ahora empieza a cubrirlo todo.

Y yo ya me tengo que ir.

En ninguna parte podrán decirme 
que estoy equivocado
porque ya no estoy.



lunes, 26 de noviembre de 2012

En la nada


Colgado, en los límites de la ciudad, 
con un libro en la mano 
y con la otra abrazando mi realidad. 
A punto de caer en la nada, 
esperando que se me caiga todo encima
y sin embargo mirando hacia arriba, 
extasiado, 
pensando en unos versos 
que me introduzcan en los sueños
de la gente que recorre las calles 
sin importarle quien deambula bajo sus pies.
Colgado, 
ya sin palabras, 
con un asiento por existencia,
con la existencia rendida, 
esperando que todo se llene de luz.





martes, 20 de noviembre de 2012

MEMORIA DE LA LUZ


Memoria de la luz
y oscuro rincón del alma,
memoria marcada por el suplicio,
poesía herida por el silencio,
continuamente en estado de ira,
heridamente en estado de mansedumbre
rigidez de espíritu y no hacedor,
no creencia en el miedo,
no certeza de dios,
memoria vacía por él.

En la memoria puedo recoger
algunos asuntos consubstanciales
para arrojarlos en el círculo silencioso
que me dibujo en torno a mí
danzando entre la noche y el día
para no morir.

martes, 13 de noviembre de 2012

RECONIGCION


Detente,
sal de ti,
párate enfrente tuyo,
obsérvate,
eres humano,
¿tienes algún valor?
¿existes?

Luego entra
y como si estuvieras
frente a ti
observa a los otros,
son humanos,
¿tienen algún valor?
¿existen?

Así,
cuando deambules
por entre la gente,
en ellas
mírate a ti,  
y si algo vales
dales ese valor,
y si ellos existen
verás que por ellos
seguirás existiendo
tú.


sábado, 20 de octubre de 2012

EJERCICIOS


La noche está matinal,
las palabras se precipitan
lentamente
como sangre que cae del rostro,
nadie se ha ido,
todos duermen despiertos,
todos en la noche se agitan
haciendo infinitos ejercicios
de muerte,
preparando la vida
para el nuevo amanecer.





viernes, 28 de septiembre de 2012

BÚSQUEDA


Cada día
a cada hora
espero la señal
la palabra divina
el mensaje querido
el sueño revelador
la oportunidad precisa
que me diga  sin decirme
que debo cambiar mi vida
y empezar un nuevo rumbo
mejor o peor, pero diferente

En todas partes
busco el signo evidente
por el cual  decida
afrontar una nueva vida
de modo diferente
pero nada hay en el mundo
para el que no quiere ver
y está lleno de señales
para el que quiere creer

larga y sinuosa es la vida
vacía y llena de esperanza
posible aún para el que no quiere vivir.






martes, 18 de septiembre de 2012

SE ME FUE EL AMOR


A mí se me fue el amor
el día que quise llenar 
el ignoto vacío de tu alma
sin percatarme que ya la ocupaba
una luz distinta a la mía.

A mí se me fue el amor
antes de empezar a amar,
antes incluso de haber vivido
la aventura de los cuerpos 
que se entregan sin control.

Y el día que se me fue el amor
también se me huyó la vida,
aunque me vean las noches y los días  
respirando y andando a tientas,
aunque incluso a veces parezca
que lloro o que soy feliz.

Hoy deambulo con el alma insatisfecha
malviviendo para compartir entregas sin amor,
cada noche reanudo la senda
buscando vacíos de alma que cubrir,
para destruir los sueños que son de otros
y que nunca pude lograr que fueran míos.










domingo, 9 de septiembre de 2012



Hermosa entre las hermosas
Bella entre las bellas
Poesía gloriosa
Semántica verdaDera.











Desde hoy
he decidido
que voy a llorar
la muerte de mi padre
lentamente
a sorbos pequeños
para que
cuando ocurra
no me duela tanto
y pueda seguir viviendo








domingo, 2 de septiembre de 2012

ALGUNA LLUVIA


Alguna lluvia es de sangre
derramada por el ojo traidor
de la noche que está herida
de tanto amor que no quiere ver.

Algún sendero es de miedo
aunque cubierto esté de luz
porque cerca de él la noche insomne,
entre la fronda silente, despoja
el alma de toda paz.

Alguna palabra está demás
cuando se cruzan las miradas
y bulle el miedo desbocado
por tanto desamor que brota
del alma contaminada
que odia sin alguna razón.